Taller de Manejo y Superación de las Adicciones 2011

 

Dictado por: Rommel Andaluz Arrieche

Basado en el libro Guía para el Manejo Familiar de las Adicciones, escrito por el Dr. Martín Nizama-Valladolid, quien trabaja en el Instituto Nacional de Salud Mental y tiene 30 años de experiencia en el tratamiento de adicciones.

 

Definición Integral

 

La adicción es una enfermedad volitiva, biogenética, recidivante y multicausal que se incuba esencialmente en el entorno ambiental, social y familiar; siendo inconsciente e involuntariamente mantenida o perpetuada por la familia. Se caracteriza por la búsqueda irrefrenable e insaciable de placer autodestructivo y la inconsciencia de enfermedad.

 

Síndrome Adictivo Nuclear

 

La adicción se caracteriza por un síndrome nuclear constituido por:

  • Apetencia irrefrenable de placer
  • Síndrome de abstinencia
  • Conducta hedonista irracional
  • Inconsciencia de enfermedad
  • Tolerancia
  • Desmotivación para el tratamiento
  • Conducta disocial (rebelde)
  • Poder manipulatorio
  • Insensibilidad
  • Recurrencia
  • Coadicción familiar
  • Sujeción al anillo amical adictivo
  • Adherencia a nidos ecológicos adictógenos (NEAs); es decir, frecuentar antros.

 

Tetralogía Adictiva

 

En su obra CARTAS A UN NOVELISTA, el escritor Mario Vargas Llosa etiqueta al adicto como un “esclavo feliz”, lo cual parecería una tragicómica frase de humor negro. Sin embargo, es una dura realidad, una dolorosa verdad que los familiares no deberían esmerarse en ocultar, negar, soslayar o minimizar. La denominación “esclavo feliz”, se sustenta en una tetralogía de síntomas clínicos: desamor, vacuidad, inconsciencia de enfermedad y voluntad ineficaz; los cuales propician la insensibilidad que caracteriza al adicto.

 

Etiología Multicausal

 

Los factores causales de la enfermedad adictiva son múltiples, a saber:

 

1. Ambientales

 

Ecología adictógena. Cultivos de hoja de coca, marihuana o amapola. Laboratorios clandestinos: “cocinas”, “fábricas”. Concurrencia a antros, fumaderos y “huecos”.

 

2. Socioeconómicos, culturales y geopolíticos

 

Penetración del narcotráfico en el ámbito económico, social, político y cultural. Hedonismo, narcomercado y masificación de las adicciones.

 

3. Familiares

 

Desamor, coadicción, simbiosis, posesión, escotosis y trastornos de la comunicación.

 

4. Psíquicos

 

Inmadurez, desamor, soledad, aflicción, vacuidad, depresión, estrés, evasión.

 

5. Biogenéticos

 

Predisposición genética, disfunción del circuito de recompensa (gratificación) en el sistema mesolímbico cortical del SNC.

 

6. Farmacológicos

 

Potencialidad adictiva de las diferentes sustancias psicoactivas.

 

TIPOS DE ADICCIONES

 

1. Electrónica

  • Computadora
  • Videojuegos
  • Ciberadicción: Internet, Chat
  • Mensajes de texto (SMS)
  • Música estridente

 

2. Ludopatía

  • Pinball
  • Juegos de azar: tragamonedas, hípica, póker, dados, loterías, bingos y otros.
  • Billar

 

3. Conductuales

  • Teleadicción
  • Conducir vehículos a alta velocidad
  • Riesgo
  • Trabajo, poder, dinero, sexo…

 

4. Químicas (Drogas)

  • Legales: alcohol, nicotina, psicofármacos, cafeína.
  • Ilegales: PBC, cocaína, marihuana, opio, heroína, hachís, Éxtasis, GHB, LSD ketamina (anestesia), etc.
  • Industriales: inhalables (pegamentos, thinner).
  • Folklóricas: san Pedro, ayahuasca, floripondio.

 

Áreas de Intervención Integral

 

Estimación

Area

Porcentual (%)

1

Ecología

15

2

Entorno social

10

3

Entorno familiar

10

4

Aspecto Corporal

4

5

Biogenética

5

6

Personalidad

10

7

Emocional, afectiva y volitiva

5

8

Espiritualidad

20

9

Cognoscitiva

5

10

Comportamiento

5

11

Esparcimiento

10

12

Conducta adictiva

1

100

 

Los programas de intervención preventivo terapéuticos deben considerar las doce áreas, en las cuales se manejan la promoción de la salud (factores protectores), la I prevención (factores de riesgo), la detección precoz (identificación del adicto! enmascarado), el tratamiento, la rehabilitación y el seguimiento. Este afronte integral asegura el éxito definitivo en la recuperación del adicto, controlando oportunamente los factores que favorecen la recaída, el fracaso terapéutico y la deserción.

 

También, el abordaje integral opera estrategias de intervención sustentadas en la importancia de cada área. Así, se pone mayor énfasis en el área espiritual, individual y familiar, por ser la más importante, tanto cualitativa como cuantitativamente, 20 %. Le siguen en orden de prelación el área ecológica, 15 %; el entorne social, entorno familiar, la personalidad y el esparcimiento con 10 %, cada área.

 

Las áreas biogenética; emocional, afectiva y volitiva; cognoscitiva y de comportamiento con 5 % cada una; el aspecto corporal, 4 % y conducta adictiva, 1 %, representan los componentes de menor importancia del fenómeno adictivo.

 

Cabe señalar que al asignar un porcentaje mínimo a la conducta adictiva, se configura el fenómeno del iceberg, con lo cual se establece que en el enfoque holístico, escape hedonista sólo representa la parte visible del complejo fenómeno adictivo.

 

Entorno Social

 

El ambiente de las adicciones (“mundo drogo”) presenta una subcultura cuyas características son:

  • El ambiente hace al adicto y el adicto hace al ambiente.
  • El adicto se siente como “pez en el agua” en compañía de sus cómplices.
  • El uso de la jerga: “loreo”, “flor”, “pico de oro”.
  • La juerga: jueves, “juergues”, “piques”; viernes, “infiernes”; sábado, “sabatola”. “Estar en todas”, “figuretti”.
  • El círculo de amigotes: pandillas juveniles, “niños de la calle”.
  • El deporte trago: barra brava, trago fútbol (“fulvaso”).
  • El contacto telefónico: teléfono celular, teléfono fijo, beeper, radiotelefonía.
  • La microcomercialización de drogas: distribución fija, delivery (a domicilio).
  • Los juegos: timba, pinball, tragamonedas, videojuegos, billar, hípica. Sexo droga: “jugadora”, orgías, promiscuidad.
  • Fiestas en las que “corre la droga”: “quinceañeros”, “pre-pre”, “preprom.”, “prom”, “post prom”.
  • Inicio de las conductas adictivas: colegio (“cole”), academia pre-universitaria, primeros ciclos universitarios.

 

Entorno Familiar

 

Los miembros de la familia saludable conforman un sistema interactivo espiritualmente muy sólido. Por tanto, lo que sucede a uno de ellos, afecta inevitablemente al resto del sistema; aún cuando no se percaten de esa interactividad. Sin embargo, veamos algunas características de la familia del adicto y su patrón disfuncional:

  • La adicción es una enfermedad familiar. La familia es responsable, mas no culpable de la adicción. El adicto suele ser el “chivo expiatorio” de un entorno familiar disfuncional (enfermo).
  • Durante los primeros años, la familia suele permanecer “ciega”. No “ve” el problema.
  • Posteriormente, la familia se siente impotente para manejar el problema y endosa el enfermo a terceras personas o a instituciones no idóneas, liberándose de él.

 

Mapeo Mental del Fenómeno Adictivo

 

1. Ecología

 

Ambiente físico propicio. Cultivos de marihuana, coca o amapola. Principalmente, los nidos ecológicos adictógenos (NEAs) o antros: “sitio que jala y esclaviza”.

 

2. Entorno Social

 

Mercado adictivo, corrupción, presión social, cultura hedonista y círculo amical adictivo: “el vicio hace al círculo y el círculo hace al vicio”.

 

3. Entorno Familiar

 

Familia disfuncional: coadicción, posesión mental, escotosis, simbiosis, indolencia, desorganización, desintegración o abandono.

 

4. Biogenética

 

Predisposición biogenética por antecedentes familiares de adicción y la bioadicción: tolerancia, síndrome de abstinencia, intoxicación, inconsciencia de enfermedad, psicosis tóxica, etc.

 

5. Aspecto Corporal

 

Deterioro orgánico, ulceración y perforación del tabique nasal, adelgazamiento físico, cirrosis hepática, infarto de miocardio, atrofia cerebral, rubor facial, rubor nasal, etc.

 

6. Personalidad

 

Inmadurez, trastorno disocial, personalidad borderline, personalidad dependiente, evitación, etc.

 

7. Afectivo Emocional y Voluntad

 

Trastorno bipolar, depresión, distimia, voluntad débil, frustración, timidez, etc.

 

8. Espiritualidad

Desamor, soledad, vacuidad, infelicidad, desasosiego, evasión y autodestrucción.

 

9. Cognoscitiva

 

Creencias irracionales, condicionamiento mental adictivo, aprendizaje de rituales de la conducta adictiva, uso de la replana, maquiavelismo, endiosamiento, etc.

 

10. Comportamiento

 

Manipulación, simulación, histrionismo, soberbia, mendacidad, agresividad, etc.

 

11. Esparcimiento

 

Diversión, desenfreno, sensualidad, orgías, juergas, campamentos, conciertos musicales o música estridente, libertinaje, uso indiscriminado de alcohol, nicotina y psicofármacos.

 

12. Conducta adictiva

 

Apetencia compulsiva y rituales hedonistas. Comportamiento psicopático. Esta percepción transversal del fenómeno adictivo posibilita una visualización totalizadora de su complejidad y extensión, rompiéndose de esta manera el tradicional enfoque reduccionista que limita drásticamente las acciones preventivo terapéuticas, sesgándolas, y muchas veces, sujetándolas a esterilizantes prejuicios científicos. El afronte holístico, en cambio, abre un horizonte vasto para las intervenciones eficaces, premunidas del conocimiento cabal y de la precisión estratégica, que viabiliza el éxito a largo plazo de los programas de cobertura integral y masiva.

 

Historia Natural de la Enfermedad Adictiva

 

La enfermedad adictiva atraviesa por las siguientes etapas y fases:

 

1. Experimental

2. Habituación

3. Dependencia Adicción Biológica Psicopatización

4. Desenlace terminal

Hominización

Psicosis tóxica

Deterioro somático

Occisión (muerte)

 

Principales Manifestaciones Psicosociales

 

La adicción es un trastorno volitivo caracterizado por un inicio insidioso y evolución progresiva. Sus principales manifestaciones psicosociales son:

  • Soberbia
  • Mendacidad (mentiras)
  • Artimañas
  • Ruindad
  • Enmascaramiento
  • Negación
  • Manipulación
  • Maquinación

 

Síndromes Clínicos

 

En el curso de la enfermedad adictiva, progresivamente se presentan los siguientes síndromes:

  • Apetencia (craving)
  • Dependencia
  • Abstinencia
  • Tolerancia
  • Inconsciencia de enfermedad
  • Amotivacional
  • Psicopatización
  • Deterioro somático
  • Psicosis tóxica
  • Ruina de la personalidad

 

Evolución Clínica

 

La enfermedad adictiva cursa en forma progresiva por las siguientes fases:

 

1. Enmascaramiento

 

Encubrimiento de la conducta adictiva: solapamiento. Simulación de un comportamiento adecuado. Manejo de dinero sin el debido control familiar. Creencia de ser muy listo: el adicto se cree muy astuto (“vivo”, “escuela”).

 

2. Adicción Leve

 

Hastío: “me aburro de estar aburrido”. Irritabilidad. Mendacidad: mentiras frecuentes. Cambio de horarios habituales. Fanatismo por la música estridente. Delación de adictos encubiertos.

 

3. Adicción Moderada

 

Agresividad. Conflictos familiares frecuentes. Ausentismos injustificados. Desaparición de objetos del hogar. Soberbia. Ostentación. Prepotencia. Detección por la familia: señales directas, indirectas o indicios. Lenguaje trabado, a veces: “lengua de trapo”. Uso de descongestionantes nasales u oculares. Uso de aromatizadores de ambiente. Sujeción a paradigmas negativos. Manipulación. Crítica a los adictos visibles. Seducción. Adulación. Libertinaje. Contacto con amigos (amigotes) adictos Desaparición de dinero. Gastos injustificados. Ingesta excesiva de licor. Aparente desprecio a los adictos avanzados. Doble vida. Exceso de fiestas: fanatismo por los bailes. Recreaciones exageradas: “vida vacilona”, “vivir de juerga en juerga”. Jugador: bingo, billar, casino, videojuego, hípica. Juergas y trasnochadas semanales.

 

4. Adicción Avanzada

 

Cinismo. Rol de víctima: “pobrecito yo”. Irascibilidad. Intolerancia. Derroche: gastar sin medida. Exigencia de dinero de manera desmedida. Juergas y trasnochadas diarias o interdiarias. Sustracción de objetos del hogar: “chocar con la casa”. Conducta delictiva: “arrebatar”, “cuadrar”, “cerrar”. Pertenencia a grupos de amigotes con quienes sí dialoga eufóricamente. Incondicionalidad a sus amigotes a los que defiende apasionadamente. Apartamiento de su grupo familiar: “desapego”. Desaliño personal: desarreglo personal, mal aspecto. Vive de noche y duerme de día: “lechuza” o “vampiro”, “zancudo” que “chupa y vuela”. Consumo intensivo sin dormir: “de boleto”, “boletear” o “rebotar”. Frecuentes problemas policiales y/o judiciales.

 

5. Adicción Grave

 

Violencia: endemoniado, agresividad verbal o física. Explosividad: “fosforito”, “pólvora”. Destructividad: ruptura violenta de objetos. Insensibilidad: ausencia de sentimientos y valores. Criminalidad: poner en riesgo la vida de otros con intencionalidad. Vida callejera: vagancia, “aplana calles”. Mendicidad: usar la caridad pública para continuar drogándose. Consumo diario: “agarrado por la droga”, “esclavo”, “atrapado sin salida”. Psicosis tóxica: “tostao”, “está demás”, “crazy”, “quemado” o “ya fue”.

 

6. Adicción Terminal

 

Derrumbe de la personalidad: ruina, “basura”. Emaciación corporal: adelgazamiento severo. “Hueso y pellejo”. Abandono de sí mismo: “soledad sola”, “capilla sin cura”. Hominización: “carroña”, “guiñapo”, “despojo humano”, “zombi”, “podrido”. Muerte: sobredosis, por accidente, suicidio, homicidio o por enfermedades infecto-contagiosas, tales como Tuberculosis Pulmonar (TBC), SIDA, etc.

 

FENOMENOLOGÍA CLÍNICA

 

Los principales síntomas y signos de la enfermedad adictiva son:

 

Actitud: soberbia, omnisciencia, omnipotencia, autoendiosamiento, encubrimiento de la conducta adictiva, negación, rebeldía y evasión hedonista.

 

Emociones: irritabilidad, inquietud, ansiedad, furia y disforia.

 

Sentimientos: insensibilidad, baja autoestima, desamor, sobreidentificación con los amigos adictos, depresión, culpa, autodesprecio y degradación ética.

 

Conductas: fanfarronería, desobediencia, mendacidad, manipulación, irresponsabilidad, cinismo, exigencia de dinero, derroche de dinero, empeño de objetos, préstamo de dinero, sustracción de objetos del hogar, hurto de dinero, autofinanciamiento, hurto laboral, actos delictivos, desapariciones, fugas, doble vida, vivir de noche y dormir de día, autoencierro, violación sexual, experiencias homosexuales y promiscuidad.

 

Violencia: agresividad verbal, agresividad física, explosividad, tendencia suicida, tendencia homicida e incesto.

 

Cognición: ideas suicidas, ideación paranoide, pérdida de valores y principios, ideas de minusvalía, sobrevaloración compensatoria, mengua de la memoria reciente, déficit de la atención y suspicacia.

 

Vegetativos: inapetencia, alteración de la libido y del ritmo de sueño.

 

Somáticos: adelgazamiento, palidez, congestión conjuntival y trastornos digestivos.

 

Psicopatología Familiar

 

Afectivo – Emocional

  • Angustia
  • Cólera
  • Tristeza
  • Depresión

 

Conductual

  • Manipulación
  • Simulación
  • Rol de víctima
  • Rol de salvador
  • Rol de perseguidor
  • Simbiosis (“pegados”)
  • Conmiseración
  • Culpa
  • Rencor
  • Miedo
  • Saciamiento
  • Discomunicación
  • Coadicción
  • Adicción familiar múltiple
  • Agresividad
  • Sufrimiento
  • Inestabilidad
  • Crisis
  • Apatía
  • Violencia
  • Conflictos
  • Descontrol
  • Sujeción
  • Encubrimiento
  • Abandono

 

Cognoscitivo

  • Desorientación
  • Escotosis (“ceguera”)
  • Bloqueo mental
  • Posesión (posesos)
  • Fantasías tanáticas
  • Negación
  • Minimización
  • Racionalización
  • Creencias irracionales
  • Paradigmas negativos

 

Personalidad

  • Egoísmo
  • Inseguridad
  • Soberbia
  • Desconfianza
  • Minusvalía
  • Irresponsabilidad

 

Actitudes

  • Impotencia
  • Endosamiento
  • Sobreprotección maligna (madre “placenta”)
  • Cesión del poder
  • Oposicionismo
  • Sabotaje
  • Permisividad
  • Complacencia
  • Genuflexión
  • Sumisión
  • Ingratitud
  • Deslealtad
  • Irresponsabilidad
  • Evasión

 

Espiritual

  • Desamor
  • Desesperanza
  • Insensibilidad
  • Hedonismo

 

Social

  • Vida materialista
  • Libertinaje
  • Estigmatización
  • Desunión
  • Desorganización
  • Desintegración
  • Vacuidad
  • Banalidad

 

Coadicción

Sinonimia: Codependencia

 

Es el sostenimiento, mantenimiento o apoyo inconsciente e involuntario a la conducta adictiva por parte de uno o más familiares. La familia no desea que él sea un adicto; más, ella sin darse cuenta, con actitudes erróneas, frecuentemente mantiene, sostiene o apoya incondicionalmente la conducta adictiva del enfermo, por lo que sus miembros continuamente o en forma persistente cometen los siguientes errores con el adicto:

  • Suministro de dinero a discreción.
  • Exceso de credibilidad.
  • Apoyo a sus irresponsabilidades.
  • Le permite contacto frecuente con amigotes.
  • Le tolera salidas nocturnas frecuentes.
  • Le acepta chantajes.
  • Sumisión a su conducta prepotente.
  • Poseídos: mentalmente posesionados por el enfermo y dominados por él (posesos).
  • Encubrimiento: apañar, solapar o tapar sus inconductas y fechorías.
  • Sentimiento de culpa: sentirse culpable de la adicción o de lo que le sucede.
  • Carencia de autoridad. Carácter débil, tolerancia, ausencia de firmeza: “mano blanda”.
  • Conmiseración: tenerle lástima, pena, compasión.
  • Doblez: doble conducta de la familia en relación al tratamiento
  • Negación: hacerse de la “vista gorda”. No aceptar el consumo. Minimizarlo.
  • Hastío: darse por vencidos, cansancio, aburrimiento, tirar la toalla.
  • Ejemplo negativo de los familiares: automedicación con psicofármacos.
  • Tolera las interferencias negativas de otros familiares o de personas ajenas al tratamiento.
  • Adopta una actitud comodona: irresponsabilidad ante la situación del adicto y esperar que otros solucionen el problema.
  • Exceso de confianza en el adicto.
  • Cede a sus manipulaciones.
  • Miedo al adicto.
  • Indiferencia ante el consumo.
  • Cede el poder al enfermo: “él sabe lo que hace”.
  • Creerlo omnipotente: todopoderoso.
  • Creerlo omnisciente: dueño de todas las verdades, genio o “muy hábil”.
  • Complacencia: permisividad, tolerancia, Gollerías. Hacerle sus gustos.
  • Sobreprotección: sentir, pensar, actuar por él, anulándolo. Tratarlo como a un niño.
  • Facilismo: hacerle la vida fácil solucionándole todos sus problemas.
  • Cancelar sus deudas. Permitirle o tolerarle el libertinaje.
  • Sujeción al enfermo: “esclavitud”.
  • Premiación de sus conductas inadecuadas o malsanas.
  • Tolerarle consumo de drogas legales: alcohol, nicotina, cafeína o automedicación con psicofármacos.
  • Permitirle jaranas o juergas con los amigotes dentro o fuera del domicilio.
  • Escotosis: desconocimiento total de la conducta adictiva.
  • Oscurantismo mental
  • Ignorar sus andanzas. “Ceguera”.
  • Incondicionalidad justificada con argumentos irracionales: “es mi hijo”, “soy su madre”.

 

El Adicto

 

PERSONALIDAD INMADURA

 

La personalidad premórbida del adicto mayormente presenta las siguientes características:

 

Actitud

  • Evasión
  • Ostentación
  • Frivolidad
  • Encubrimiento
  • Hipercrítica
  • Hedonismo
  • Soberbia
  • Deslealtad
  • Materialidad

 

Emociones

  • Impulsividad
  • Escaso Autocontrol
  • Inseguridad

 

Sentimientos

  • Egolatría
  • Minusvalía
  • Insatisfacción consigo mismo y con los demás
  • Ingratitud
  • Ansiedad
  • Vehemencia
  • Escasa tolerancia a la frustración
  • Escasa capacidad de empatía
  • Escasa capacidad para compartir afecto
  • Regresión
  • Hipersensibilidad
  • Subjetivismo
  • Escasa capacidad de amar
  • Vacuidad
  • Hastío

 

Conducta

  • Oralidad
  • Puerilidad
  • Necedad
  • Volubilidad
  • Irresponsabilidad
  • Facilismo
  • Comodón
  • Demandante
  • Emulación negativa
  • Mendacidad
  • Manipulación
  • Simulación
  • Seducción
  • Doblez
  • Histrionismo
  • Impredecibilidad
  • Inadaptatibilidad social

 

Cognición

  • Pensamiento fantasioso
  • Fabulación
  • Sugestionabilidad
  • Influenciabilidad
  • Creencia de omnisciencia
  • Creencia de omnipotencia
  • Escasa capacidad de autocrítica
  • Distraibilidad
  • Imprevisión
  • Escasa capacidad de beneficiarse de la experiencia
  • Ausencia de proyecto de vida y de metas definidas
  • Inconsciencia de inmadurez

 

Artículos que podrían interesarte:

Subir ▲