¿Qué valor tiene la vida de los más indefensos para la Ministra García Naranjo?

 

Es lamentable ver como una Ministra de Estado, supuestamente representante de las mujeres y de los más pobres, sea tan indiferente con la vida de todos ellos.

 

Por Sergio Burga, Investigador Asociado del Population Research Institute (PRI)

 

Al parecer nada o muy poca. Primero lo demostró pidiendo abiertamente que se regule el protocolo de aborto terapéutico a través de un medio de comunicación al que se presentaba. Exhortando al Ministro de Salud para que reglamente dicho supuesto o pidiendo al Congreso que regule el aborto por violación y el Eugenésico, y criticando a todo aquel que no pensaba como ella.

 

Ya desde ese momento podíamos ver el desprecio que tenía por la vida de los niños más indefensos. La ministra García Naranjo, o simplemente Mocha para sus amigas feministas, se olvidaba que toda vida en el vientre de una madre tiene también derechos y como funcionaria del Gobierno, también tiene la obligación de protegerla.

 

Dicho sea de paso se olvidó también de proteger la vida de las mujeres, pues exponerlas a un aborto es dejarlas a merced de los informales inescrupulosos que hoy trafican con la angustia de mujeres con embarazos inesperados o en situaciones irregulares. La ministra con el protocolo de aborto terapéutico no cambiará la situación precaria de estas mujeres sino abrirá las puertas formalmente a quienes matan niños por nacer. Pero lo fundamental no cambiará, los que hacen abortos serán los únicos beneficiados con esta norma defendida ardorosamente por la Ministra. A la mujer le seguirán sacando el hijo y la poca plata que encuentren en su cartera. Súmese a esto las secuelas físicas y psicológicas que la destruirán en vida. A la Ministra francamente se le olvidó el juramento que hizo “por las mujeres de este país”.

 

Acto seguido, la popular “Mocha”, manifestó esta misma actitud con los niños envenenados con los alimentos del PRONAA en Cachachi. No sabemos hasta el momento de quien es finalmente la responsabilidad, si de quienes prepararon los alimentos o si eran los alimentos los que estaban contaminados, pero lo que sí pudimos ver fue la poca compasión de Mocha ante la vida de estos niños. Prometió ayuda a sus padres que nunca hizo llegar. Pero en el colmo de la indolencia, en medio del duelo por la muerte de estas tres criaturas, se presentó en un evento ante los medios de comunicación bailando reggaetón, como si nada hubiera pasado. A la ministra se le olvidó que era su responsabilidad estar con los deudos, de ver la manera de ayudarlos; se le olvidó su juramento “por una patria para todas y para todos”.

 

¡Señora Ministra estamos cansados de sus olvidos! Más bien queremos olvidarnos de Usted y de su irresponsable paso por un ministerio del Estado, donde las únicas mujeres beneficiadas son sus amigas directoras de conocidas organizaciones feministas, las que la llaman cariñosamente Mocha, y cobran jugosos sueldos del Estado para hacer el mismo lobby abortista de siempre.

 

El Dato:

 

La ex Ministra de la Mujer Carmen Borra en una entrevista con Cecilia Valenzuela dijo que el Ministerio de la Mujer debería desaparecer. Señaló que el nuevo gobierno le ha quitado la responsabilidad de los programas de ayuda social y solo le ha dejado el programa contra la violencia familiar y sexual que inclusive se está descentralizando y asumiendo por los gobiernos regionales.

 

Artículo publicado en el Boletín 119 (29/09/2011) del Population Research Institute (PRI).

 

Artículos que podrían interesarte:

Subir ▲