Obispo pide proteger el pudor de los chicos para evitar abusos

Fuente: ACI Prensa | Abr 04, 2014

 

 

El Obispo Auxiliar de Santiago del Estero (Argentina), Mons. Ariel Torrado Mosconi, condenó enfáticamente la “atrocidad” en la que han caído adolescentes y jóvenes que llegan a abusar o violar a otros menores, al tiempo que llamó a la familia y a los docentes a “estar atentos a las señales que pueden dar los chicos de estar recibiendo alguna agresión”.

 

Ante una consulta del diario El Liberal, el Prelado condenó también a la sociedad “que suele incentivar los más bajos instintos y luego se ‘rasga las vestiduras’ ante estos hechos lamentables”.

 

“El abuso a los menores es una perversión reprensible que debe ser evitada a través de la prevención, que implica el esmero en el cuidado de las niñas y niños. También a través de la educación en la sexualidad y en el amor”, analizó el Obispo.

 

Al mismo tiempo, Mons. Torrado consideró que el aumento de las denuncias que se ha dado en los últimos tiempos “es un elemento alarmante por el número de casos, pero también nos muestra que existe una mayor conciencia de que estos hechos no se deben silenciar”.

 

“Es deber de todos estar muy atentos a las señales que pueden dar los chicos de estar recibiendo alguna agresión. La familia y los docentes deben descubrir si los chicos tienen comportamientos o expresiones que no corresponden a la inocencia de un niño”, profundizó.

 

También pidió prestar “especial cuidado al uso de las redes sociales y en general al acceso que pueden tener los chicos a la pornografía u otros elementos que hieran la sensibilidad y el pudor de los menores”.

 

Según la publicación local, aumentaron las denuncias respecto de abusos sexuales en contra de menores de edad, en algunos casos por integrantes de su propia familia, y en otros por chicos de su misma edad, y tanto en el ámbito del hogar como en sitios públicos.

 

Esta situación fue puesta en evidencia por el Prelado, quien consideró que “estos casos de los que hemos tomado conocimiento en estos días nos muestran que estamos ante una sociedad enferma y pervertida”.

 

“Una vez más –dijo-, lamentablemente afirmo que vivimos en una sociedad hipócrita que suele incentivar los más bajos instintos y luego se ‘rasga las vestiduras’ ante estos hechos lamentables. Debemos poner todos los medios para procurar la educación, para que los jóvenes conozcan el sentido más profundo de la sexualidad humana como expresión del amor”.

 

Artículo publicado en ACI Prensa. El original puede ser visto aquí. Copyright © ACI Prensa.

 

Artículos que podrían interesarte:

Subir ▲